Malas noticias para el peronismo: las encuestas confirman que a Javier Milei lo bancan los pobres

81

 

En ciencias duras como las Matemáticas o inexactas como la Medicina, un error de diagnóstico muy probablemente nos llevará a un resultado/final indeseado e inesperado. En política también ocurre bastante de esto. Y con Javier Milei, mucho más.

Mientras un sector del círculo rojo (dirigentes, empresarios, periodistas) sigue minimizando el anclaje del fenómeno libertario en la sociedad, Milei avanza. Y no es nuevo: ya en el sorprendente triunfo en la PASO (y por supuesto el balotaje), el hoy Presidente confirmó la transversalidad del apoyo que tiene.

Lo que se prejuzgó de arranque como una moda porteña, de clase media/media alta y encapsulada a algunos programas de TV, se manifestó luego como una fuerza de alcance nacional, con particular éxito en el interior del país, y con ramificaciones en los sectores más postergados, el público históricamente cautivo del peronismo.

Pese a esto, muchos actores siguen esperando una caída del Presidente por la rebelión de las clases bajas, en su análisis las más afectadas por el ajuste. Primer error: el único sector para el que el Gobierno mantuvo canilla libre, con subas de ingresos por encima de la inflación, fueron los beneficiados por la Tarjeta Alimentar y otros subsidios sociales.

En ese contexto, lo que muestran los estudios de opinión pública es que a Milei lo bancan los pobres. O al menos una porción importante de ellos, en promedio por encima del resto. Malas noticias para el peronismo.

Es lo que Cristina Kirchner, en una confesión brutal de su lectura parcial de la realidad y falta de autocrítica, sintetizó en una de sus últimas apariciones públicas: “¿Cómo puede ser posible que en este estado de situación, haya gente que apoya?”.

Qué dicen las encuestas

Días atrás, la consultora Opina Argentina (OA) presentó su última encuesta de coyuntura. Entre otros datos, mostraba la evolución de la imagen del Presidente. Sobresalen dos datos:

1) La positiva llega a su mejor nivel desde enero, con 53 puntos de apoyo.

2) Cuando se discrimina la información por clase social, entre los más pobres el número crece a 55%.

La imagen de Javier Milei según la clase social. El promedio es de 53% de positiva y entre los más pobres crece a 55%.La imagen de Javier Milei según la clase social. El promedio es de 53% de positiva y entre los más pobres crece a 55%.
«Milei tiene su apoyo más fuerte entre los jóvenes, los hombres y también en las clases más bajas, sobre todo en el Interior», amplía el analista Facundo Nejamkis, a cargo de OA.

Enseguida aclara que en el Conurbano, la meca del PJ, no le va mal a Milei. Sobre todo si se lo compara con el resto. Clarín contó hace dos semanas que el mandatario había mejorado su imagen en 15 de los 24 partidos que componen el Gran Buenos Aires.

Otro estudio reciente, en este caso de la firma Synopsis, apoya la hipótesis. En este caso, no se consultó por clase social sino por nivel educativo. Y se hizo una pregunta particular: «¿Cómo evaluás el desempeño del Gobierno para bajar la inflación?». Entre los que apenas llegan al primario completo o incompleto, el 44,7% lo calificó de «muy bueno» y el 23% de «bueno».

Es el grupo más satisfecho con esta política de gestión. Y si bien no hay una relación exacta entre nivel educativo y clase social, se estima que la mayoría de los que no llegan al secundario son de las clases más bajas.

Lucas Romero, director de Synopsis, aporta otro dato clave para preocupar al PJ. Cuando los resultados a la misma pregunta se detallan por el voto en la elección general, un cuarto de los votantes de Massa (que entonces llegó a un 37%) también califican positivamente el combate a la inflación. Un montón.

La suba de precios, vale repetirlo hasta el cansancio, es la principal preocupación de los argentinos hace más de una década. Y ahí quien parece haber entendido el diagnóstico es Milei, que guardó algunas de sus banderas pro mercado y frenó subas de prepagas y tarifas con tal de mantener una curva descendente.

En esa lógica, el salto del dólar es un alerta. (clarin.com)