“Momento desesperante”: en el sur hay un millón de ovejas afectadas por la nieve y crece su mortandad

68

 

En Santa Cruz se encuentra en riesgo el 50% de la producción de la provincia; cómo se vive la situación en el campo, la solidaridad de los productores y el rol del Ejército.

La zona afectada por las nevadas en esta provincia abarca un millón de cabeza de ovinos y cerca de 50.000 vacunos, lo cual implica el 50% de la producción. En muchos campos hay animales muertos en tanto que hay lugares a los que los productores no pudieron llegar aún por encontrarse inaccesibles el ingreso. Este panorama es el que ayer vio, de primera mano, Carlos Castagnani, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), quien recorrió varios establecimientos, escuchó a productores y hasta colaboró en el reparto de fardos desde los Unimog del Ejército Argentino.

“Si bien se está trabajando, no se da abasto, el productor no puede llegar al lugar donde tiene su hacienda, es un momento desesperante, porque sabe que no está llegando y se le está muriendo la hacienda por falta de comida”, detalló el presidente de CRA anoche en diálogo con LA NACION al regreso de Tapi Aike, la estancia ubicada a 220 km de Río Gallegos y donde se estableció el centro de operaciones del Ejército Argentino.

“Es muy impactante haber recorrido la zona y vivir la situación en tiempo real y con los problemas reales, y ver todo lo que se está haciendo”, aseguró Castagnani, quien realizó la recorrida vía terrestre junto a Enrique Jamieson, a cargo de la Federación de Instituciones Agropecuarias de Santa Cruz (FIAS).

Por su parte, Jamieson dio un detalle sobre el actual panorama de situación. “La zona afectada abarca un millón de cabeza de ovinos y cerca de 50.000 vacunos, que es el 50% de la producción. Están apareciendo animales muertos, hay animales con un grave estado de inanición porque hay lugares a los que no se ha podido llegar. Se ha llegado a la parte humana, pero no a la parte de hacienda”, detalló Jamieson a LA NACION.

El presidente de FIAS remarcó que el gran problema que cuesta aún resolver es el acceso a los campos. “Los 30 o 60 km que hay que recorrer para llegar a cada establecimiento están tapados de nieve donde no entran camiones con forrajes, por eso se está montando el operativo de máquinas y de carriers para llegar y tratar de alguna manera suplementar a la hacienda”, afirmó.

Jamieson se refirió así al operativo que el Ejército Argentino tiene desplegado a lo largo de la provincia. Fuentes de la fuerza detallaron que se trata de cuatro frentes, uno en Tapi Aike, otro en la zona centro, en la localidad de Gobernador Gregores, y uno más al norte en la localidad de Perito Moreno. En tanto que el cuarto frente es la operación área, con dos helicópteros en Río Gallegos y dos en la localidad de Puerto Deseado. Para este fin de semana, si el clima lo permite, rescatarán a tres jóvenes que están hace tres semanas aislados en una salina a 200 km de Río Gallegos.

Castagnani, junto a Jamieson y otros productores, llegaron hasta el establecimiento Tapi Aike, que se ha transformado en un centro de operaciones y punto de encuentro estratégico en la zona sur. Allí se encuentra instalado personal del Ejército Nacional y coordinan salidas con tanques del Ejército y maquinas viales para asistir a los productores de la zona. Esta infraestructura ha sido clave para la organización y respuesta ante la emergencia.

En este marco, el presidente de CRA también mantuvo una reunión con Daniel Álvarez, jefe de Gabinete del gobernador Claudio Vidal; el presidente del Consejo Agrario Provincial, Adrián Suárez, y Luis María Campos, delegado del Renatre y productores locales.

En la reunión se discutieron estrategias y medidas para mitigar los efectos de las nevadas y brindar apoyo a los productores afectados. Castagnani destacó la importancia de la colaboración entre las distintas instituciones y la resiliencia de los productores en estos momentos críticos. “La coordinación y el esfuerzo conjunto son esenciales para enfrentar estas situaciones y asegurar el bienestar de nuestra comunidad agropecuaria”, afirmó el presidente de la CRA.

Durante la recorrida, a bordo de cuatro camionetas, las cajas iban cargadas con donaciones de comerciantes de Río Gallegos y productores de la Sociedad Rural local quienes llevaron a la dotación del Ejército que trabaja en los campos verduras, frutas frescas, cortes de carne, yerba y otros víveres para sumar a las raciones que reciben a diario.

“Un reconocimiento especial para el Ejército que está dando una ayuda más que importante, realmente sin ellos sería muy difícil hoy que el productor, los pocos que pueden llegar al campo, lo hagan. Su apoyo es invaluable y merece todo nuestro reconocimiento y agradecimiento”, afirmó el presidente de la CRA, quien también destacó el temple de los productores santacruceños: “Realmente acá se ejerce la soberanía nacional, producir con este clima es realmente para felicitar y apoyar a todos los productores”. (LA NACION)