Por tarifas y alimentos, la inflación se recalienta en octubre y ahora las consultoras estiman que quedará más cerca del 7%

65

Los aumentos de los precios de los alimentos son los que más preocupan a los economistas por la rapidez de los ajustes.

Aún si no se efectivizaran los aumentos de precios de las tarifas de luz y gas antes de fin de mes, la inflación de octubre subirá otro escalón luego del 6,2% que se registró el mes pasado. Los cálculos de las consultoras privadas ahora anticipan el IPC de este mes entre 6,5% y 7,2%, un número que pone presión al «plan platita» anunciado por Sergio Massa en estas últimas semanas.

Las persistentes subas en los alimentos son las que más presionan sobre la inflación total. Según cálculos de la consultora LCG, en la tercera semana de octubre, los precios de los alimentos aumentaron 1,89% en promedio, lo que implica 0,26 puntos porcentuales respecto a la semana anterior.

«El índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual de 8% promedio en las últimas 4 semanas y 7,6% punta a punta en el mismo periodo», destacaron en la consultora. En ese útimo período, los lácteos y los huevos acumulan un salto de 12%; las verduras de casi 10% y el pan y otros productos relacionados de 7,9%.

Sebastián Menescaldi, de Eco Go, afirmó: «Suponiendo que no se efectiviza lo de tarifas (gas y electricidad), la inflación mensual sería de 6,5%». Al mismo tiempo añadió: «Lo que vemos es que alimentos se mantiene en punta, con un alza de 7,1%. La semana pasada fue elevada la variación, alcanzando 1,8%».

En tanto, en la consultora Ecolatina anticiparon «si bien la inflación núcleo volvió a mostrar una desaceleración -indicador de la tendencia del nivel general de precios-, la elevada inercia inflacionaria se ve reflejada en una velocidad de ajuste de precios mayor a la de los meses previos, sumado a plazos de renegociación más cortos en los contratos tanto formales como informales, que deja como resultado una dinámica inflacionaria difícil de desarmar en el corto plazo».

Al respecto aseguraron que «el último trimestre del año mantendrá un piso elevado, con un crawling peg sostenido en niveles elevados y sin un ancla que estabilice las expectativas en el horizonte». (clarin.com)