Preocupa a trabajadores la ola de despidos en los organismos Nacionales

170

 

Desde hace más de una semana la situación en varios de los organismos nacionales no es la mejor, con movilización, manifestaciones en inmediaciones a las oficinas, los empleados intentan hacerse sentir.

Lo cierto es que el gobierno de Javier Milei comenzó a acelerar los despidos durante el feriado largo y apunta a llegar a las 15 mil bajas para fin de mes, tal como había anunciado su vocero Manuel Adorni.

El martes pasado, en el IEFA Latam Forum, el Presidente había anunciado que caerían 70.000 contratos de empleados públicos. Sin embargo después Adorni salió a aclarar: “Hubo bastante confusión con respecto a los números, así que está bueno aclararlo. El universo de contratos analizados es de algo más de 70.000; de esos, hay 15.000 que serán dados de baja al 31 de marzo. El resto se renovará por otros seis meses y luego se seguirá avanzando”, especificó.

En Formosa, los despidos se vieron en la Secretaría de Agricultura Familiar, Campesina e Indígena – Formosa , ANSES , Secretaría de Niñez, adolescencia y Familia, SENASA, IOSFA, Secretaria de Trabajo, Vialidad Nacional, entre otros.

Anses, CDR y Vialidad

Luego de que el sindicato de los trabajadores y trabajadoras de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES), denunciara que el organismo despidió a 1.200 trabajadores en todo el país, cinco trabajadores de Formosa no pudieron ingresar a sus puestos de trabajo. Se trata de dos despedidos en la oficina de Ingeniero Juárez y tres de la oficina de Clorinda.

Diego Jara, delegado de ATE en Anses en Formosa, detalló: “Todavía no les llegaron los telegramas de despidos, pero la mayoría son sin causa. Ya les bloquearon el sistema biométrico, que es para fichar la entrada y la salida. También bloquearon el usuario y la clave que usamos para ingresar al sistema de ANSES, así que ya no pudieron trabajar”.
En todos los casos de trabajadores despedidos que se confirmaron en la provincia, se trataba de trabajadores que tenían planta permanente. “En la oficina de Ingeniero Juárez eran tres empleados, y ahora solo queda uno, por lo que creemos que quieren cerrar la oficina”, advirtió Jara.

En ese sentido, advirtió que “quedaría sin asistencia y beneficios todo el oeste Formoseño. Estamos hablando de miles de personas que no podrían acceder a sus derechos“.

Al borde del fin de semana largo, en el Gobierno desmerecieron la reacción de los gremios estatales frente a los despidos masivos en la administración nacional que pusieron en marcha esta semana y festejaron la efectividad de la estrategia para empezar a cumplir con el cupo de 70 mil desvinculaciones que se plantearon como objetivo final del capítulo de ajuste del Estado. Sin embargo, el anuncio de ATE y UPCN sobre una profundización de las medidas de fuerza el próximo miércoles puso en alerta a la Casa Rosada y los ministerios de Seguridad y Capital Humano, donde evalúan cómo hacerles frente en la calle mientras temen más complicaciones en servicios estatales sensibles.

En la Nación avisan que no tienen planeado dar el brazo a torcer con la medida. Más allá del ahorro en las cuentas públicas, que no se especificó, les sirve de sustento para la narrativa central, que plantea como enemiga a «la casta». Sin embargo, los inquieta que las medidas de fuerza paralicen la administración nacional y afecten -aún más- la atención al público, sobre todo en áreas delicadas que, para colmo, experimentando problemas por otros motivos, como la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES). (expresdiario.com)