SALUD: Crecen las enfermedades cardíacas en menores de 65 años: cuáles son los motivos

122

 

La fibrilación auricular es una de las arritmias cardíacas más comunes, que aumenta el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, y afecta cada vez más la salud de las personas menores de 65 años.

Durante años, la comunidad médica consideraba que la fibrilación auricular, una condición caracterizada por un ritmo cardíaco irregular, incidía mayormente en individuos de 65 años en adelante. Además, se presumía que los jóvenes afectados por esta afección no estarían propensos a experimentar otras complicaciones cardíacas, según explicó Aditya Bhonsale, electrofisiólogo cardiaco del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh.

Sin embargo, un nuevo estudio, realizado por Bhonsale junto a sus colegas, analizó datos de más de 67.000 pacientes tratados y reveló que casi una cuarta parte eran menores de la edad considerada. Además, los resultados expresaron que estos diagnósticos tenían un mayor riesgo de mortalidad y otros problemas cardiacos.

Este aumento en la incidencia de fibrilación auricular entre adultos jóvenes está vinculado a una serie de factores. Uno de ellos es la incidencia de factores de riesgo de esta afección, como las cardiopatías preexistentes y la diabetes. También, Bhonsale advierte sobre los hábitos de vida poco saludables, como el consumo excesivo de alcohol en los adolescentes o el hábito del cigarrillo o vaper.

En este sentido, los investigadores destacan la importancia de la atención médica preventiva y el manejo de la salud cardiovascular desde edades tempranas. Los avances tecnológicos, como los relojes inteligentes que detectan ritmos cardíacos irregulares, están contribuyendo a un mayor diagnóstico en personas jóvenes. El diagnóstico se realiza a menudo mediante electrocardiogramas y monitoreo portátil.

¿Qué es la fibrilación auricular?
La fibrilación auricular es una condición médica caracterizada por un ritmo cardíaco irregular y a menudo rápido. En esta afección, las cavidades superiores del corazón, denominadas aurículas, laten de forma descoordinada y caótica, lo que resulta en un bombeo ineficiente de la sangre hacia los ventrículos, es decir, las cavidades inferiores.

Esta afección puede causar síntomas como palpitaciones, sensación de latidos irregulares, fatiga, falta de aliento y mareos. También, puede aumentar el riesgo de formación de coágulos sanguíneos en el corazón, lo que a su vez puede llevar a complicaciones graves como accidentes cerebrovasculares.

La fibrilación auricular, caracterizada por latidos cardíacos irregulares, solía considerarse una preocupación principalmente para personas mayores. Sin embargo, el estudio reveló que afecta a una parte significativa de la población más joven, a menudo con factores de riesgo adicionales como hipertensión y obesidad.

Los médicos abordan estos factores de riesgo mediante cambios en el estilo de vida y, en algunos casos, procedimientos como la ablación con catéter. El tratamiento también puede incluir medicamentos para regular la frecuencia cardíaca y reducir el riesgo de coágulos sanguíneos. (ambito.com)