Tras el quiebre en la bancada y sin CFK, el Fdt no tuvo quórum y no pudo sesionar en el Senado

186

 

Con la pérdida de cuatro senadores que crearon Unidad Federal, el interbloque oficialista pasó a convertirse en segunda minoría.

Tras la ruptura del interbloque del Frente de Todos en el Senado, el kirchnerismo perdió el control del quórum en la Cámara Alta y deberá negociar con un nuevo bloque en el recinto legislativo que preside Cristina Kirchner.

Este jueves, la Cámara de Senadores inició su sesión preparatoria para designar autoridades y fijar los días y horarios de las sesiones ordinarias para el 2023. Con todo, el oficialismo no pudo conseguir los 37 legisladores para llamar a debatir en el recinto y cerró el período de Extraordinarias sin sesionar.

En un encuentro que duró poco más de 10 minutos, los legisladores se turnaron para hacer uso de la palabra y ratificaron a las autoridades. Así, la santiagueña Claudia Ledesma Abdala continuará como presidenta provisional del Senado, segundo eslabón en la cadena de sucesión presidencial en caso de acefalía, detrás de la vicepresidenta.

También continuarán la radical Carolina Losada (Santa Fe), el oficialista Maurice Closs (Misiones) y la larretista Guadalupe Tagliaferri (Capital) como vicepresidenta y vicepresidentes primero y segundo, respectivamente. En cuanto a las fechas, designaron los días miércoles y jueves a las 14:00 como el horario para realizar las sesiones ordinarias.

La sesión preparatoria no contó con la presencia de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien se encuentra en el sur del país, pero sí tuvo la reaparición del jefe de los senadores del Frente de Todos, José Mayans, ya recuperado de su problema de salud.

Hasta el comienzo de esta semana, la intención del Frente de Todos era realizar una “doble sesión”. Primero la preparatoria y a continuación una segunda sesión para tratar dos proyectos incluidos por Alberto Fernández en el temario de sesiones extraordinarias: la Ley Lucio, que apunta a prevenir violaciones de derechos de los niños y adolescentes y la ley Alcohol Cero, que establece tolerancia cero de alcohol en sangre para quienes conduzcan vehículos.

En concreto, el oficialismo buscaba alcanzar el quorum y sesionar, con la ayuda de tres aliados permanentes como el rionegrino Alberto Weretilneck, la misionera Magdalena Solari Quintana y la riojana Clara Vega. Pero la convocatoria a la segunda sesión no tuvo éxito.

Este miércoles, los senadores Guillermo Snopek (Jujuy), Carlos Espínola (Corrientes), María Eugenia Catalfamo (San Luis), y Edgardo Kueider (Entre Ríos) abandonaron el Frente de Todos y anunciaron, junto a la cordobesa del peronismo disidente Alejandra Vigo, la conformación de una nueva bancada.

Con la pérdida de cuatro senadores, el Frente de Todos pasó a convertirse en segunda minoría -quedó con 31 legisladores, dos menos que Juntos por el Cambio-, y ya no contará con el quórum reglamentario de 37 presentes que consiguió durante todo el 2022.

La nueva bancada se llama Unidad Federal y, al anunciar su creación, emitió un comunicado con claro tono “antigrieta”: “Buscamos ser una alternativa desde donde se priorice la posibilidad de aportar a la reflexión sobre la Argentina que queremos para nosotros y las futuras generaciones, sin grietas, con discusiones que planteen soluciones a corto, mediano y largo plazo para todos los argentinos y argentinas”, indica el documento. (tn.com)