VENEZUELA: Detuvieron a uno de los cómplices del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci

71

 

Gabriel Salinas Mendoza fue capturado el martes, cuando se trasladaba en un auto. Fue detenido en un punto de control rutinario policial y, al chequear sus datos, las autoridades descubrieron que tenía una orden de captura internacional vigente.

Un hombre señalado como cómplice del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci fue detenido en Caracas, Venezuela, el martes 20 de diciembre. El ministro del Interior de Venezuela, Remigio Ceballos, informó este jueves que el venezolano fue capturado en una zona del este de la capital.

Gabriel Salinas Mendoza fue capturado el martes, cuando se trasladaba en un auto. Fue detenido en un punto de control rutinario policial y, al chequear sus datos, las autoridades descubrieron que tenía una orden de captura internacional vigente.

“Esta persona está siendo requerida por la Fiscalía de Colombia por el homicidio del fiscal paraguayo Pecci”, dijo el ministro en una declaración transmitida en la televisión estatal. Agregó que sería juzgado en Venezuela.

De acuerdo con el ministro, Salinas Mendoza presuntamente condujo la moto de agua en la que el atacante que disparó contra el fiscal paraguayo se le acercó en la playa.

Fue asesinado en su luna de miel

Marcelo Pecci, de 45 años, fue asesinado en mayo, en una playa de la isla de Barú, frente a la ciudad colombiana de Cartagena, donde estaba de luna de miel con su esposa, la periodista paraguaya Claudia Aguilera. Se había casado el 30 de abril.

Pecci, uno de los fiscales más importantes de Paraguay, era especializado contra el Crimen Organizado, Narcotráfico, Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo.

Horas antes del crimen, Claudia Aguilera anunció en redes sociales que la pareja recién casada esperaba su primer bebé.

Leé también: El fiscal paraguayo asesinado en Colombia recibió una amenaza el día de su casamiento

En junio, las autoridades colombianas detuvieron en Medellín a cinco personas de nacionalidad colombiana y venezolana, identificados como Francisco Luis Galeano, Wendel Carrillo, Jeiverson Zabaleta, Marisol Londoño y su hijo Cristian Camilo Monsalve Londoño. Según los peritos, los gastos desenfrenados que estaban haciendo en el país los delataron.

Los datos de la investigación difundidos por el diario colombiano El Tiempo develaron que el asesinato fue ordenado desde Paraguay en represalia por los golpes que el fiscal les dio a redes criminales transnacionales. Además, los sicarios habían recibido medio millón de dólares.

Los asesinos llegaron a Cartagena de Indias el 6 de mayo, cuatro días antes del crimen del fiscal antimafia. La red tenía información clara de la fecha de la llegada de Pecci y su esposa a Colombia y las zonas por las que la pareja se estaría moviendo.

Leé también: Un sicario venezolano y falsos huéspedes en el hotel: los detalles del crimen del fiscal Pecci

Pecci no se encontraba de visita oficial en el país, ni había informado a las autoridades sobre su presencia en Colombia, por lo que no contaba con protección, lo que favoreció el accionar de los sicarios.

Con información de Reuters.