Cristina Kirchner quiere que Alberto Fernández baje su candidatura y recrudece la interna en el Gobierno

155

 

La Vicepresidenta está molesta con el mandatario por hacer recorridas de campaña y dice que su postulación llevará al Frente de Todos a una derrota en las elecciones.

La interna en el Frente de Todos vuelve a atravesar momentos de alta tensión y recrudece la pelea entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner por la estrategia electoral del oficialismo de cara a las elecciones presidenciales 2023.

La disputa se acentuó después de que se llevó a cabo la mesa política del Frente de Todos en la que el kirchnerismo impuso como temario la proscripción de la Vicepresidenta y encolumnó a todo el oficialismo detrás de este reclamo.

El espacio que responde a la Vice quiere que la supuesta proscripción de la titular del Senado sea el eje de la campaña y en el albertismo se niegan. En la intimidad Alberto Fernández sostiene que Cristina Kirchner no está proscripta y que nada le impide ser candidata a presidenta -si así lo quisiera- en estas elecciones.

La trastienda: el enojo de Cristina Kirchner con Alberto Fernández por sus recorridas de campaña

La Vice fue condenada en el marco de la causa Vialidad pero esa sentencia no está firme, por lo que no habría inconvenientes para que se postule. Solo la Corte Suprema puede confirmar su condena, para lo que aún resta un largo trecho. De hecho el máximo tribunal no tiene plazos establecidos por ley para tomar esa decisión.

Estas diferencias entre dos de los tres espacios que integran el Frente de Todos hace que arda la interna en la Casa Rosada.

De hecho, en los últimos días se abrió una nueva grieta por la cuestión, luego de que dos hombres que responden a Alberto Fernández aseguraran que la Vice no está proscripta. El primero fue el ministro de Seguridad Aníbal Fernández al que luego se le sumó el funcionario de la jefatura de Gabinete Fernando “Chino” Navarro. Ambos aseguraron que jurídicamente nada le impide a la funcionaria ser postulante en estos comicios.

Una nueva grieta se abrió en el Gobierno por la supuesta proscripción de Cristina Kirchner
Para sorpresa de varios integrantes del Gobierno, el que salió a responder a estos dichos fue el flamente jefe de Gabinete Agustín Rossi. Consideró que “claramente Cristina Kirchner está proscripta” y aseguró que si la Vice “hubiese insinuado antes que iba a ser candidata era muy posible que los plazos que faltan para que se convierta en sentencia firme se produjesen y generasen lo que se sucedió en el PT en aquella elección que terminó ganando (Jair) Bolsonaro”.

A su vez, y como una forma de colocarse presión al albertismo, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, que integra La Cámpora y se enfrentó al Presidente, destacó que en la mesa política del oficialismo “hubo un gran compromiso de todos los sectores en realizar un plan de acción contra la proscripción”, en declaraciones a Radio Con Vos.

En el medio de estas discusiones, en el kirchnerismo siguen molestos con el Presidente porque aún no bajó su candidatura y se muestra en clave electoral. Cristina Kirchner quiere que Alberto Fernández desista de ir en busca de la reelección ya que entiende que conduce al espacio a una derrota segura.

El jefe de Estado por ahora defiende su gestión e intenta poner en valor sus medidas de Gobierno. De hecho prepara un discurso de apertura de sesiones ordinarias en el que destacará la obra pública, la entrega de viviendas y la recuperación de la industria y la producción. El kirchnerismo sostiene que no importan estas logros sino se logra bajar la inflación.

Es en este contexto en el que Alberto Fernández y Cristina Kirchner volverán a encontrarse en tan solo días, cuando el 1 de marzo el Congreso sea testito de su reencuentro en la apertura de sesiones ordinarias. (tn.com)