LA PRIMAVERA: Reclaman terminación de obras de escuela para «normalizar» el dictado de clases.

60

El diputado provincial, Juan Carlos Amarilla pidió al Poder Ejecutivo que acelere las obras de remodelación de la escuela primaria EPEP N° 308 de una comunidad originaria en La Primavera.

Dijo que la falta de un edificio adecuado extiende aún más la falta de clases presenciales con jornada completa y en este momento los alumnos apenas tienen una hora de jornada escolar.

En un proyecto de resolución que tomó estado parlamentario el pasado jueves es acompañada por los legisladores Miguel Montoya Osvaldo Zarate y Carlas Zaiser se insta desde el Poder Legislativo a que el gobierno provincial complete la obra.

Amarilla dijo que «hace poco estuvimos visitando la comunidad qom Potae Napocna Navogoh, en la colonia La Primavera, en la zona norte de la provincia, donde los pobladores del lugar piden que de manera urgente se terminen las obras que actualmente lleva adelante el gobierno de la provincia».

“Los niños hace casi tres años dejaron de tener clases presenciales con jornada completa», indicó.

Y agregó que «actualmente son jornadas de una hora, lo que imposibilita la recuperación de los contenidos de manera significativa”, apuntó.

Además, dijo que los espacios actuales no son adecuados para cumplir con la actividad escolar. “Son reducidos, lo que obliga a los docentes a dar clases por grupos y esto hace que no se cumpla con lo planificado para el ciclo lectivo. La distancia que muchos de ellos tienen para llegar a otra escuela, hace que muchos de sus padres no puedan enviarlos”, acotó.

“En este caso particular el perjuicio que se está ocasionando a los alumnos es enorme. No es fácil recuperar tres años perdidos. La escuela al día de la fecha tiene funcionando la cocina por lo tanto los alumnos o los padres vienen a retirar la comida y la tarea escolar para realizar en sus respectivas casas”, remarcó Amarilla.

Enfatizó que las tareas que los chicos deben hacer en sus casas “la mayor de las veces no se realiza porque quienes teóricamente podrían ayudarlos que son sus respectivos padres no lo pueden realizar porque no tienen el conocimiento para hacerlo por más buena voluntad que tengan”.

“Los propios padres nos pidieron que propongamos al gobierno provincial el alquiler de una iglesia que está a unos 400 metros de la escuela que se está remodelando hasta tanto concluyan las obras, a efectos de garantizar lo antes posible el reinicio de la actividad áulica de manera presencial. Entre 150 y 200 niños de la comunidad originaria son los que esperan una respuesta positiva”, concluyó. (expresdiario.com)