Tras la condena, Cristina Kirchner mira con preocupación la posible reapertura del caso Hotesur

111

La Cámara Federal de Casación Penal prepara una definición sobre el caso, que podría conocerse antes de fin de año. Por qué es la investigación que más preocupa a la Vice.

La historia judicial de Cristina Kirchner en este 2022 aún podría no estar cerrada. La Vicepresidenta concentra su atención en una resolución que podría generarle otro dolor de cabeza antes de que culmine el año.

Es que a la condena a seis años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos en el juicio conocido como Vialidad, podría sumarse la reapertura del caso Hotesur-Los Sauces, en el que la familia Kirchner está investigada por los delitos de lavado de dinero.

En este expediente la Vicepresidenta y sus hijos Máximo y Florencia Kirchner habían sido sobreseídos por el Tribunal Oral Federal 5, pero el fiscal del juicio Diego Velasco apeló la decisión, por lo que la cuestión pasó a la órbita de la Cámara Federal de Casación Penal, que el pasado 24 de noviembre escuchó los planteos de los acusados y se prepara para emitir su resolución entre el 20 y 22 de diciembre. En otras palabras, definirá si se reabre el caso y se inicia el juicio contra la dirigente y su familia.

Que esta resolución se conozca días después la condena en el caso Vialidad no es un detalle menor. Para la Justicia, Cristina Kirchner ejecutó una defraudación al Estado al haberse direccionado obras públicas en favor del empresario Lázaro Báez.

En el caso Hotesur y Los Sauces se investiga si empresarios beneficiarios de contratos de obras públicas pagaron retornos a la familia Kirchner a través del alquiler de habitaciones en sus hoteles y otras propiedades. Uno de estos era el propio Lázaro Báez, es decir, existe una cierta conexión entre ambos casos. ¿Esto quiere decir que ya se pueda probar el delito en Hotesur-Los Sauces? Para nada.

Además de Cristina Kirchner y sus hijos, en este caso están involucradas unas 30 personas más. Si la Cámara entiende que hay elementos para reabrir el caso y que los imputados vayan a juicio, la expresidenta tendrá la herramienta de recurrir a la Corte Suprema de Justicia, que no tiene plazos para emitir una definición.

Para la defensa de Cristina Kirchner, si la Cámara reabre el caso y se va a juicio, no existe posibilidad de que la Vice sea condenada. “No creo que al mismo tribunal que ya dijo que no había prueba lo obliguen a encarar un juicio en el que, si son coherentes, deben dictar el sobreseimiento”, dijeron cerca de la Vice.

La condena en el caso Vialidad fue la primera para la Vicepresidenta en un caso de corrupción. Claro que aún debe quedar firme y para que eso ocurra aún resta un largo camino, pero se trató de un hecho judicial por demás relevante. Como respuesta, Cristina Kirchner anunció que no será “candidata a nada en 2023″, una definición que generó interrogantes en el interior del Frente de Todos y un revuelo interno en el Gobierno que lejos está de calmarse.

El Memorándum con Irán, el otro caso que podría traer malas noticias para Cristina Kirchner

Otro de los casos que podría reabrirse es el del Memorándum con Irán, en el que se intenta determinar si el pacto con ese país se realizó para encubrir a los acusados del atentado a la AMIA. En ese expediente, la exjefa de Estado fue sobreseída por el Tribunal Oral Federal 8 antes de que inicie el juicio, pero las querellas del caso (familiares de las víctimas del atentado a la AMIA y la DAIA) pidieron que se realice el juicio.

El 24 de noviembre pasado expusieron las defensas de los acusados -que rechazaron el pedido de las querellas- y la Cámara podría tomar una decisión antes de fin de año.

Cristina Kirchner también espera conocer definiciones en el caso Dólar Futuro, en el que fue sobreseída por la Cámara de Casación en abril de 2021, pero ahora es la Corte Suprema de Justicia la que debe decidir si reabre el expediente. El pasado 2 de noviembre el procurador General Interino Eduardo Casal pidió revocar el sobreseimiento de la Vicepresidenta y será el máximo tribunal de Justicia el que decida el futuro del expediente. Fuentes del máximo tribunal señalaron a TN que aún no hay un cronograma definido para esta determinación.

Algo similar ocurre en el caso de los Cuadernos de las Coimas, un caso que ya fue elevado a juicio, pero no tiene fecha de inicio. El Tribunal Oral Federal 7 acumula diversos planteos y objeciones por parte de los involucrados y no define en qué momento se desarrollará el proceso. (tn.com)