El Gobierno confirmó que llegará un fuerte aumento de las tarifas de gas para abril

91

 

La resolución se firmará la semana próxima; es por la quita de subsidios a hogares, industrias y comercios.

Ya está definido. El Gobierno firmará la semana que viene las resoluciones que habilitan el aumento en las tarifas de gas, que impactará desde abril próximo, según confirmaron a LA NACION altas fuentes del Ministerio de Economía. Este ajuste es parte del recorte de subsidios que está dispuesto a hacer para equilibrar las cuentas fiscales.

Bajo este concepto, la Secretaría de Energía busca reducir al mínimo los subsidios económicos y que los hogares paguen el costo pleno de la energía. En el caso específico del gas, el secretario Eduardo Rodríguez Chirillo había dicho hace solo dos semanas, durante la audiencia pública que, en promedio, los usuarios actualmente pagan solo el 17,5% del costo de producción.

En realidad, esta actualización ya estaba lista para aplicarse hace dos meses, con el visto bueno de la Secretaría de Energía y el Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas), pero todo se pospuso a pedido del ministro de Economía, Luis Caputo, que quería evitar que esos aumentos hicieran saltar la inflación durante ese período.

Pero ahora parece que ya no hay más demoras y que las boletas empezarán a llegar con los nuevos importes recargados. Días más, días menos, fuentes privadas consultadas por este medio afirmaron que la firma de las resoluciones pertinentes se publicarían entre lunes y martes de la semana próxima.

¿De cuánto será el aumento? La consultora Economía & Energía dio precisiones acerca de qué porcentaje cubren con las boletas los distintos usuarios: los hogares considerados de altos ingresos pagan el 22% del total de costo de producción; los de bajos ingresos, el 6,5%, y los de ingresos medios, el 8%. Por lo tanto, el aumento de tarifas sería mayor para los usuarios de menor poder adquisitivo.

Bajo el supuesto de que se quita el 100% de los subsidios, los usuarios de ingresos altos de Metrogas en la ciudad de Buenos Aires (CABA), que consumen alrededor de 662 m3 anuales, pasarían de pagar la boleta final con impuestos de $4558, en enero, a $7847, en febrero (72%); $11.137, en marzo (42%), y $14.426 en abril (30%). Esto significaría una suba en la boleta total de 217% en apenas tres meses, según la consultora que dirige el economista Nicolás Arceo.

Los usuarios de ingresos medios, en tanto, pasarían de pagar $3104, en enero, a $8712, en febrero (181%); $12.698, en marzo (46%), y $14.426 en abril (14%). Esto significaría un aumento de 365%.

Para los usuarios de ingresos bajos, la consultora hizo el supuesto de que se subsidiará el 50% del costo de abastecimiento. De esta forma, se pasaría de pagar $2179, en enero, a $5285, en febrero (143%); $6811, en marzo (29%), y $7800 en abril (15%). Esto significaría una suba de 258%.

Transporte y distribución

Aún con estos ajustes, seguirían faltando otros incrementos en la tarifa de gas. Esto se debe a que aún resta que la Secretaría de Energía decrete además alzas en los servicios de transporte de gas y de distribución, que también están incluidos en el precio final de las boletas.

En la audiencia pública, las empresas transportistas (TGN y TGS) pidieron recomponer sus ingresos con aumentos de 524%, mientras que las distribuidoras (Metrogas, Naturgy y Camuzzi, entre otras) solicitaron subas de 462%.

LA NACION